timemoneynet.com
Novedades Nuestros Productos Información
 



Seleccione otros libros por categoría:

Todas las categorías

Inteligencia Financiera

Network Marketing
Desarrollo Personal
 
Infórmese sobre el autor

Vincent Roazzi

 
Infórmese  sobre el libro
 
Información editorial
 
Prólogo
 
 

libro escrito por Vincent Roazzi

La Espiritualidad del Exito

Hacerse rico con integridad  

Prólogo

 

Durante más de una década en la que me desempeñé como gerente de ventas, contraté y capacité a miles de individuos en lo que yo consideraba la mayor oportunidad del mercado actual. Lo que me sorprendía era que muy pocos aprovechaban esa oportunidad de cambiar sus vidas. En mi rápido ascenso en la jerarquía corporativa, pasé de ser vendedor a instructor de vendedores, encargado de contrataciones y gerente regional hasta llegar a un nivel de influencia nacional.

            Mientras progresaba, era inocente e ingenuo con respecto al número de personas que no alcanzaban el éxito. Cuando llegué al nivel gerencial medio, se me hizo evidente. En el nivel más alto, mi función era más bien la de consejero o mentor antes que gerente. Tenía a mi cargo un grupo de personas, algunas de las cuales habían alcanzado ya ciertos logros pero todavía no habían llegado al éxito duradero. Para ayudar a todos a cumplir sus sueños, tenía que estudiar más sobre la ciencia del éxito. Entonces, leí todos los libros, escuché todas las grabaciones que encontré y estudié tanto a las personas que habían triunfado como a quienes habían fracasado. ¡Aprendí más de los fracasos que de los éxitos! En este libro usted encontrará lo que aprendí mientras intentaba ayudarlos.

            Verá que mis descubrimientos refutan algunos de los conceptos aceptados popularmente sobre el logro del éxito. Al principio, esto me preocupaba. Durante años, esta pregunta no dejó de darme vueltas en la cabeza: ¿por qué algunas de mis conclusiones discrepaban de las de otros instructores y escritores del ámbito de la capacitación para el éxito? ¿Por qué las discrepancias? Descubrí la respuesta gracias a una pregunta que me hizo un caballero llamado Aric Caplan: “¿Por qué dice que el fracaso es una característica aprendida?” Al responder esa pregunta, me di cuenta de que la mayoría de los instructores y escritores invariablemente basaban sus investigaciones en el estudio del éxito. Tomaban sus descubrimientos y, consciente o inconscientemente (pero creo que sin darse cuenta) intentaban explicarlos con la lógica comercial y social generalmente aceptada en la actualidad. Allí es donde se equivocaban, en dos aspectos. Por eso, como verán pronto, el éxito no es lógico. Usando términos de otra materia para ejemplificar esto, cada uno eligió la parte superior del torso para explicar cómo y porqué el cuerpo humano funciona como lo hace. Luego tomaron sus limitados descubrimientos e intentaron hacerlos encajar en la estructura de pensamiento generalmente aceptada para explicar el funcionamiento del todo.

            Por otro lado, yo estudiaba tanto los éxitos como los fracasos. Como instructor empresarial para el éxito, se me presentaban ambos a diario. Estudié primero los fracasos porque me intrigaba que una persona con todas las herramientas necesarias no tuviera asegurado el triunfo. Había muchos de estos casos,  y siendo que el 93% de las personas fracasan (eso también lo verán pronto) tenía mucho material para trabajar. Pero no me atormentaba la necesidad de que esto encajara en una estructura de pensamiento de aceptación general. Había un porqué para todo lo que le pasaba a esa gente; sólo tenía que descubrirlo. Era un simple análisis de causa y efecto. También estudié los éxitos,  y descubrí algunos datos valiosos desde esa perspectiva, pero con frecuencia no hacían más que confirmar mis descubrimientos relacionados con aquéllos que fracasaban. Éste es el clásico método científico para llegar a la verdad. Yo sólo actué como periodista. El libro Padre rico, padre pobre hizo lo mismo y reveló algunas discrepancias en el mundo financiero, la más notable de las cuales es que una casa no es un activo sino un pasivo y, por lo tanto, no es una inversión.

            Entonces, estudié no sólo el ying sino también el yang del mundo del triunfo: el éxito y el fracaso. Porque, para usar otro ejemplo, ¿cómo podemos llegar a conocer lo femenino si no conocemos lo masculino? Cada uno contiene en sí la razón de ser y de existir del otro. No se los puede conocer de verdad si se los estudia en forma aislada, porque el uno sólo existe en relación con el otro. Lo mismo sucede con los conceptos de arriba y abajo, derecha e izquierda, y éxito y fracaso. Todo esto le resultará claro a medida que sigan leyendo este libro.

            Es mi deseo más profundo que este libro lo ayude a cambiar su vida y que le genere la prosperidad que desea. Pero esa prosperidad que busca trae aparejada una responsabilidad. Si no fuera por los triunfadores de este mundo, muchas entidades de caridad y buenas obras no existirían. Confío en que usted seguirá esta tradición. Al final de cuentas, su éxito no será para que lo disfrute usted solo, ni tampoco nadie triunfa por sí solo. Como verá, este es un tema recurrente en el libro. ¡Algunos lo llaman el secreto del éxito! ¡Júzguelo usted mismo! El secreto del éxito se menciona con claridad en gran parte de este libro.

Intente descubrirlo, pues es la llave que abre la puerta del éxito.

            Observará que este libro se presenta en lecciones breves escritas en forma de ensayos. Lo escribí de esa manera porque sé que las personas que están en proceso de lograr el éxito disponen de una cantidad limitada de tiempo libre. Este poco tiempo no suele ser suficiente para leer un capítulo normal, e intenté tener eso en cuenta mientras escribía el libro. Hay diversas ideas, palabras claves y dichos que se repiten a lo largo del libro. La experiencia me enseñó que, mediante la repetición, la gente aprende mejor y retiene la información por más tiempo.

            Por eso mi intención es que usted lea un capítulo por día y reflexione sobre las ideas elegidas que se resaltan al final de cada capítulo. ¡Use el día para incorporar estas ideas a su sistema de creencias y logre el éxito soñado!

 

                                                                                                Vinny

           

 

 

 Vincent Roazzi

 Información sobre Vincent Roazzi

 

 

Time & Money Network Editions - marzo 2004