timemoneynet.com
Novedades Nuestros Productos Información
 



Seleccione

Volver a Novedades

Lea otros artìculos de nuestros autores
"¿Renovarse o Retirarse?". Robert Critchley. Lea el artìculo  --->
"Disipando los mitos de los trabajadores maduros". Robert Critchley. Lea el artìculo  --->

"Pensar en Grande en el 2005". Alan Cohen. Lea el artículo --->

 
Art. Fecha Autor Fuente Título del Artículo

7

29/03/05

Robert Critchley

Revista Fortuna 

¿RENOVARSE O RETIRARSE?

 

 

Las claves para todos los trabajadores que quieran lograr sentirse satisfechos en su lugar de trabajo. Las ventajas y desventajas de los ciclos de vida tradicionales

 

¿Recuerda una época de su vida —quizás hace mucho tiempo, en su juventud— cuando su corazón estaba lleno de sueños y aspiraciones para el futuro? ¿Son estos sentimientos apenas un recuerdo lejano? ¿O se ha mantenido activamente concentrado en ellos durante los años, de modo de buscar y lograr sus objetivos en la vida personal y profesional?

La vida no es un ensayo. Ahora —ahora mismo— es el momento de tomársela en serio (y también con sentido de aventura y entusiasmo) y dar los pasos necesarios para crear y alimentar el futuro que ha estado deseando, pero que también dejó de lado y por el que dejó de luchar.

Recuerde que su futuro es precisamente eso: suyo, y de nadie más. Usted es el único que puede tomar las decisiones correctas para el resto de su vida, examinando sus logros, necesidades, valores y objetivos bien de cerca, y luego actuando en consecuencia. Sin duda, querrá consultar y tomar en cuenta las necesidades y objetivos de quienes lo rodean y que son importantes en su vida. Pero en última instancia —como aprendí cuando pasé de ser bancario a iniciar mi propia empresa de consultoría— su carrera es responsabilidad propia, nada más que suya.

Todos somos únicos en nuestra capacidad de sobrellevar el cambio, enfrentar los nuevos desafíos y tomar decisiones acertadas y significativas. 

Como individuos maduros, hemos acumulado una amplia variedad de experiencias —tanto personales como profesionales— a lo largo de nuestra vida. Al examinar y evaluar todo el conocimiento que nos brinda la experiencia, poseemos los recursos necesarios para tomar decisiones efectivas sobre nuestro futuro.

Sin embargo, puede ser difícil asimilar esta información, tomar distancia del mundo cotidiano y determinar un curso apropiado para el futuro.

Hoy, la mayoría de las personas gozan de mejor salud que en cualquier otra época de la historia del mundo. Además, poseen mayores recursos financieros y tienen más opciones de retiro, incluyendo la de jubilarse a edad más avanzada o —al menos en el sentido tradicional— no retirarse jamás.

Uno de los cambios más importantes que se produjeron en la historia reciente es el aumento continuo de la expectativa de vida. Los avances de la medicina y el cuidado de la salud han ayudado a duplicar la expectativa de vida de los estadounidenses en los últimos doscientos años (Butler, 2000). La expectativa de vida varía en el mundo, desde luego, de acuerdo con el acceso a los avances y servicios médicos, las condiciones ambientales y genéticas y otros factores que determinan el proceso de envejecimiento. Aun así, hoy la expectativa máxima de vida se calcula alrededor de los 120 años. Esta noticia es alentadora, aunque también inspira cierto temor, porque quizá el tiempo ya no sea el recurso escaso que solía ser para las personas de mediana edad que piensan en su futuro.

En las naciones industrializadas de Europa Occidental y Norteamérica, el aumento de la expectativa de vida y el descenso de la tasa de natalidad han dado lugar al tan mencionado fenómeno del envejecimiento de la población. Entre los países más grandes, Italia, por ejemplo, sobresale como la sociedad más “vieja”, con un 23% de la población por encima de los 60 años. Los países del este y sudeste de Asia también están envejeciendo rápidamente. Con el 22 % de su población por encima de los 60 años, Japón es hoy la nación asiática más anciana

No es secreto que trabajar demasiado puede causar estrés. Lo que quizá no sea de conocimiento tan general es que el aburrimiento o la falta de rumbo en la vida, también puede causarlo. No haga cosas para no morir; haga cosas para disfrutar de la vida. El efecto colateral puede ser no morir.

Si usted es física y mentalmente capaz, no es necesario que se jubile, sea cual fuere su edad cronológica. La buena noticia es que las reglas tradicionales en cuanto a la jubilación ya no sirven. Si cree que estas reglas siguen rigiendo su vida, es el momento de eliminarlas. Lo que usted necesita determinar es si cuenta con los recursos financieros necesarios para vivir con comodidad —según la defina usted— sin perder de vista el hecho de que su expectativa de vida puede ser de ochenta o noventa años.

 

 
     
 

¿Renovarse, Reinsertarse o Retirarse?

 
Time & Money Network Editions - todos los derechos reservados - abril 2005